Potaje de castañas



Como ya se va acercando la Semana Santa,os traigo un potaje de castañas que Juana,mi suegra,hacía mucho y le salía muy rico.
Yo creo que a mi también me ha salido bueno porque se lo han comido con muchas ganas y les ha parecido poco.
Es un postre distinto y que merece la pena probar.

Os dejo la receta.




Potaje de castañas

1/2 kilo de castañas pilongas (secas)
2 clavos
1 palo de canela
Unos granos de matalahúva
1 trozo de piel de naranja seca
1 rebanada de pan frito
1 cucharada de aceite de oliva
1 pizca de sal
Azúcar al gusto

Ponemos en remojo las castañas al menos 12 horas antes de prepararlas.
Le quitamos la mijitas de piel que puedan tener y las ponemos en una cacerola cubiertas con el agua de remojarlas, colada por si queda alguna mijita.
Añadimos la piel de naranja,rebanada de pan frito,aceite,sal y azúcar. En una gasa ponemos todas las especias, hacemos un hatillo y lo metemos en la cacerola.
Dejamos cocer hasta que las castañas estén blandas.
Podemos añadir un chorrito de anís al final de la cocción.



2 comentarios

  1. Nunca las he comido así y mira que en mi pueblo hay castaños y castañas, para la temporada que viene voy a tener en cuenta esta receta.Besossssss

    ResponderEliminar
  2. ¡Que bueno!!! y qué original, me parece una receta fantástica. Aquí no se suelen encontrar castañas pilongas, pero buscaré.
    Besos.

    ResponderEliminar

Todas las críticas,sugerencias y dudas son bienvenidas y contestaré a la mayor brevedad posible.

Este blog no participa en cadenas de premios,si me leéis ya soy feliz.